Mojate por los Niños

VIDEO mojate por los niños

Proyecto “prototipable refrescante”, que apunte a voltear los altos índices de temperatura y la gran cantidad de grifos que se abren en verano, a partir del uso de agua dosificado, como una estrategia que integre a la comunidad.

Problemática: Santiago posee un clima templado-cálido caracterizado por una estación seca prolongada, una ciudad calurosa en verano con temperaturas que ocasionalmente superan los 30º después del medio día, esta condición climática a conllevado a un fenómeno particular, que se traduce a que en barrios de escasos recursos, como una respuesta para sortear el calor, exista apertura de grifos dejando correr el agua permanentemente. Entendiendo esta situación, nos parece relevante dentro del marco del curso de urbanismo emergente, realizar el enfoque proyectual hacia contextos vulnerables, de manera de llevar los esfuerzos a áreas en que los beneficios sociales sean mayores. Deseamos enfocarnos en la problemática del mal uso del agua en verano en poblaciones de escasos recursos y la falta de espacios de refresco en días de altas temperaturas. El primer prototipo será instalado en la comunidad La Caleta en la Población Yungay.

Idea: Considerando este fenómeno, la idea es crear un proyecto “prototipable refrescante”, que apunte a voltear los altos índices de temperatura y la gran cantidad de grifos que se abren en verano, a partir del uso de agua dosificado, como una estrategia que integre a la comunidad.

Objetivos: Si bien el proyecto resuelve un fenómeno, tiene un objetivo general considerando el campo contextual donde se inserta, que es “crear lazos de integridad social dentro de la comunidad” y otro objetivo que se desprende de este relacionado con el carácter medioambiental del proyecto, que es “generar conciencia del uso del agua empleada en una multifunción”.

Propuesta Formal: La manera en como se llevan a cabo nuestras preocupaciones, se concretarán a través de un artefacto urbano, que funcionará como una regadera sobre el pasto, creando un espacio de recreación en conjunto a otros elementos urbanos existentes. Este artefacto pretende ser construido en base a tubos de pvc, que irán a una altura superior, colgado por tensores a estructuras fijas, árboles en situ podrán ser la forma apropiada, una vez instalado se añadirá la manguera pública que todos los días se utiliza para riego y el agua caerá distribuida horizontalmente por el espacio, esta misma será absorbida por el pasto. Se pretende construir un aparato desmontable que pueda ser guardado de noche en as sedes vecinales.

Para la elaboración del proyecto, se han considerado las siguientes cualidades bases; Lugar: Espacio determinado por la plaza en la población Yungay en la comuna de la Granja, esta se ubica adyacente al club deportivo “El Palma”, cabe explicar que se ha tomado hincapié en las condiciones climáticas del periodo en cuestión, altos índices de temperatura en verano y carencia de espacios de refresco. Usuario: Un punto relevante y motor de la propuesta, se trata de niños como plataforma base, además de la cooperación de sus familias y en la interrelación con el usuario se encuentra la ONG La Caleta, como el ente activo en la estimulación de los lazos sociales, se creará una alianza con el municipio de La Granja para dar un doble uso al agua del riego y así evitar el abrimiento de grifos. Programa: La actividad que tendrá esta intervención será constituir un espacio recreacional a partir de la diversidad del uso del agua, el refresco, permitiendo educar respecto al cuidado del agua y permitiendo generar lazos dentro de la comunidad durante la construcción colaborativa del prototipo.

Valor adicional: El valor del proyecto es lo simple del mismo,  flexible para poder implementarlo en una plaza cualquiera, fácil de instalarlo. Una intervención de baja escala pero que resuelve problemáticas urbanas por medio de una estrategia creativa. Prototipando con estas tácticas, es posible ampliar las herramientas colaborativas del urbanismo ciudadano y generar beneficios donde no los hay. Sin embargo, para que el esfuerzo sea significativo las intervenciones tienen que adquirir la condición de permanencia en el tiempo, el proyecto “mójate por los niños” es un primer paso para la toma de conciencia de la necesidad de un espacio recreativo para el aguay permitirá una futura posible intervención permanente. Dicha estructura permanente podría realizarse con estructuras de regaderas que estén operadas a partir de griferías con temporizador o con caudales permanentes aireados, pero teniendo en cuenta un uso excesivo del recurso, es necesario dejar conectado a un sistema mayor que sea controlado por personal público, de esta manera, estaremos usando el agua en forma responsable y al mismo tiempo solventando el confort de los espacios públicos y evitando el abrimiento de grifos en verano.

Patricio Cifuentes y Karin Villarroel

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s