Mi edificio no deja huella – cuando RECICLA botella

“Entender que la botella de Plástico, de vidrio y aluminio NO SON BASURA

  ANTECEDENTES:

50 es el lugar que ocupa Chile en la huella ecológica mundial, el tercer lugar entre los países latinoamericanos con mayor huella ecológica per cápita, solo superado por Uruguay y México. Según los mismos cálculos, hoy es el día en que la demanda anual de los humanos sobre la Tierra supera lo que el planeta puede renovar en un año, por lo que a partir de esta fecha empieza a vivirse un “sobregiro ecológico”. [1]

Otro de los problemas principales que aqueja a las ciudades latinoamericanas son la contaminación a través de los residuos sólidos, que día a día se incrementa y que poco se hace por su reciclaje, como nos dice M. Medina “la recolección transporte y disposición de los residuos sólidos en América Latina es insuficiente e ineficiente. Un esquema de manejo integrado de los desechos considera el reciclaje como una acción más socialmente deseable que la disposición masiva de desechos en rellenos sanitaros. A pesar de su deseabilidad, pocas ciudades latinoamericanas tienen políticas y programas que promuevan el reciclaje concentren sus esfuerzos en recursos en la recolección de residuos.”[2]

Insertándonos en nuestro contexto el panorama es que, “los chilenos lideran la generación de basura en Latinoamérica, con 16,9 millones de toneladas al año, de las que apenas reciclan el 10%, por falta de compromiso de la población. Cada chileno produce unos 384 kilos de basura al año, muy por encima del promedio de otros países de América Latina, de 230 kilos, a los hay que sumarle los residuos industriales (10,4 millones), de acuerdo con datos del Ministerio del Medio Ambiente de Chile.[3]

Dicho esto, nos planteamos ¿Qué es lo que podemos hacer frente a este problema latente en nuestra vida diaria? o ¿Por dónde se debe empezar?

RESUMEN EJECUTIVO

DSCN1036 

PROBLEMA:

La gran cantidad de botellas de plástico, vidrio y latas de aluminio que se genera en los edificios en el centro de Santiago, específicamente en La comunidad Torre N°1 donde habitan 360 personas, en 120 departamentos.

Que en promedio alcanza el número de 1440 botellas plásticas, 1080 latas de aluminio y 1080 botellas de vidrio cada semana y van directamente a los contenedores de basura, porque las personas no tienen hábitos de reciclaje, además de poca conciencia ambiental.

OBJETIVO:

El objetivo principal es generar hábitos de reciclaje de las botellas de plástico, vidrio y latas de aluminio a través de cambiar el paradigma sobre estos residuos sólidos, entendiendo que NO SON BASURA, sino que a partir de la venta de estos se puede generar un ingreso económico, que se retribuye a todos sus habitantes, disminuyendo nuestra huella ecológica.

ALCANCE:

Se iniciará este proceso en la Comunidad Torre N°1, a corto plazo se puede extender a las otras 5 torres de similar distribución y composición, y finalmente a cualquier tipo de edificio que quiera romper el paradigma de los residuos sólidos, entendiendo que NO SON BASURA.

VALOR:

  1. En principio, el primer gasto es la concientización de los vecinos a través de afiches y volantes que se colocaran estratégicamente y se repartirán por a todos los habitantes respectivamente. Aproximadamente  $ 20 000.00 pesos. A partir de ellos ya no se hará el gasto por segunda vez.
  2. Trabajo de las personas de limpieza encargadas de la recolección de los materiales por piso que siempre, que no tiene costo.

BENEFICIO:

El valor agregado de este proyecto es que se generará recursos económicos para sus habitantes a partir de la venta de estos residuos de acuerdo a la cantidad de botellas y latas obtenidas, y se retribuirá equitativamente.

COSTO SOCIAL DE NO HACER NADA:

Seguiremos creando continentes de plástico que contamina el mar, la flora y la fauna del planeta, ya que el plástico no se degrada, solo se subdivide en trozos cada vez más pequeños.

Se necesitarán mayores vertederos de basura, para confinar mayor cantidad basura, que generan gases  tóxicos que son muy  perjudiciales para nuestra salud y con todo esto estamos generando menos esperanza de vida y un lugar menos habitable para nuestros hijos y sus hijos.


[1] descontamina.cl/blog/2013/08/chile-tiene-la-tercera-mayor-huella-ecologica-de-latinoamerica/#.UpL2KMRFWAh,2013

[2] Medina, Martín, Reciclaje de desechos sólidos en América Latina, 2009

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s