Providencia en dos ruedas: Trayecto Antonio Varas

La calle Antonio Varas tiene sentido Sur-Norte y conecta grandes vías que unen Oriente y Poniente. Tiene 3 pistas y el tipo de transporte que se puede observar es principalmente el auto, micros y bicicletas.

Afortunadamente cuenta con una ciclovía en buenas condiciones, no es lo que uno se imagina idealmente pero dentro del tipo de ciclovías con las que cuenta Santiago se le puede dar un visto bueno.

Al comenzar el trayecto al rededor de las 10 de la mañana pude notar que, a pesar de que ya no era tan temprano, el flujo de autos seguía siendo bastante constante, sin taco, con una cantidad de automóviles y micros estable. La ciclovía también tenía tráfico, yo iba a una velocidad de paseo para observar el trayecto y muchas personas me adelantaban por la pista de sentido contrario, pienso que  es de fácil acceso y la velocidad promedio es alta. En general no vi ciclistas llegando a su destino, a mayoría de las personas ocupan esa vía al igual que los autos como un trayecto directo para luego tomar una de estas grandes vías.

En general, la ciclovía, está bien diseñada, en el sentido de que no hay árboles que obligan a hacer unos giros extraños en el trayecto, es bastante continua, y el espacio de cada pista (tiene una pista en cada sentido) es suficiente para no chocar con la persona que viene en sentido contrario. También noté que estaba en buen estado, a pesar de que las separaciones e indicaciones no están bien pintadas en la toda la pista, el trayecto fue casi expedito y sin mayores problemas, la pista es bastante cómoda, accesible y rápida.

Lamentablemente no hay estacionamientos de bicicleta, pero por lo que vi, nadie tenía un destino al cual llegar en Antonio Varas, la mayoría de los ciclistas siguieron, o doblaron en alguna calle grande como Eliodoro Yáñez.

En relación a los obstáculos que me encontré en la pista, puedo decir que en su mayoría eran autos o camiones pequeños mal estacionados con luces intermitentes, quienes ocupaban espacio de una pista por lo que los ciclistas se veían obligados a pasar todos por el otro lado de la ciclovía.

El trayecto se me hizo bastante corto, porque además de ser directo no había problema con cruzar las calles, ni tampoco muchos con salirse de la pista, pasar por la vereda al cruzar y volver a esta, los semáforos tampoco eran muy largos. La calle es casi homogénea en este trayecto, lo que cambia es el ancho de la vereda que a veces se adentra en los lotes en forma de estacionamiento o acceso a algún edificio, que en general son pocos.

Providencia en dos ruedas

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s