Ciudad Respirable

Image

¿Qué hace de una ciudad una buena ciudad?

Referirse a una ciudad como una buena ciudad hace pensar en la cantidad de variables que pueden influir en ella, tantas que la definición de una buena ciudad es subjetiva. Personas, situaciones, políticas; todo influye.

A pesar de ser muchas, diferentes, todas se reúnen en la ciudad y es posible crear una relación entre ellas, por lo tanto al abarcar un tema es fácil desembocar en la amplitud de conceptos que tiene esta definición.

Para centrar la pregunta en una de esas características uno de los caminos posibles es volver sobre la propia experiencia y preguntarse ¿qué le falta a MI ciudad para ser buena?

A Santiago le falta aire limpio, y ¿por qué no? Una buena ciudad tiene calidad de vida para todos sus habitantes y el aire limpio es un básico para vivir sanamente. Por lo tanto una ciudad RESPIRABLE cabe en la definición de una buena ciudad.

Nuestra ciudad está rodeada de una geografía que no juega a favor de las personas al momento de hablar de la contaminación del aire; estamos en un cajón que no para de acumularla. Sin embargo, teniendo en cuenta esto, ya que todos vemos la nube café sobre la ciudad, pareciera como si no supiéramos de aquello.

Las calles y avenidas están cada vez más congestionadas de vehículos, aún se puede sentir el olor a leña quemada en el invierno, las mismas personas no se ocupan de limpiar su basura luego de permanecer una tarde en un parque, etc.

Son muchas las actividades, gestos y hábitos desatendidos los que siguen aumentando la mala calidad del aire y por el contrario las medidas tomadas parecen ser pocas.

Los habitantes están acostumbrados a esta nube negra, a respirarla, a ver escasamente la cordillera debido a ella y aunque hay muchos de ellos que están conscientes y aportan con su grano de arena, nunca será suficiente si no se crea una consciencia social, y no se busca una solución.

En marzo entró en vigencia la Ley de tabaco, gracias a la cual muchos espacios están libres de humo. Hoy probablemente no se comenta esto, pero si volviéramos atrás, a tener un ambiente tóxico lo vamos a notar, y probablemente la Ley del tabaco tendría un cien por ciento de aprobación por parte de la población. Creo que lo mismo se puede aplicar a la contaminación del aire. Las personas no están conscientes de cómo esto influye en su calidad de vida.

No es solo el problema del aire, también es el río, los parques, las calles. Es una consciencia que la gente no ha adaptado aún y que en algún momento será obligatoria. Es la ciudadanía la que debe hacer de su ciudad una buena ciudad. Algo tan presente como el aire es una puerta de entrada para abordar un tema mayor.

Alumno: Valentina Rojas Pacholec

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s